Privacidad en Internet y protección de datos personales

Mantener nuestra privacidad en internet y proteger lo máximo posible nuestros datos personales es muy importante, saber donde se puede acceder con seguridad y donde no, que archivos se pueden descargar…

Desde el momento en que enciendes tu dispositivo (PC, tablet, smartphone…) y estás conectado a internet, debes saber que tus datos empiezan a compartirse y almacenarse en diferentes sitios como páginas web, redes sociales, etc. Muchas veces quedan almacenados por un tiempo en la red, por ejemplo mediante el uso de cookies (ficheros temporales que quedan almacenados en nuestro navegador y proporcionan información a los sitios web).

En este artículo daré las pautas mínimas para proteger nuestros datos personales y la privacidad en Internet, ya sea navegando por sitios web, redes sociales o usando el correo electrónico. Siguiendo estos consejos, lo que haremos será minimizar riesgos, ya que totalmente seguros nunca vamos a estar, pero si podemos ponérselo más difícil a quien intente robar nuestros datos.

Actualizaciones

Esta medida de seguridad es obvia, pero no todo el mundo la aplica. Mantén tus aplicaciones y el sistema operativo siempre actualizado, ya que de esta manera nos aseguraremos de tener los últimos parches de seguridad implementados por el desarrollador.

Un ejemplo muy claro es WhatsApp. En una de sus últimas actualizaciones activó el sistema de encriptación de extremo a extremo. ¿Qué quiere decir esto? que solamente pueden ver el contenido el emisor y el receptor. Otros que intenter acceder a los datos los verán encriptados. Si no has actualizado a dicha versión quiere decir que tu aplicación es más vulnerable a un ataque.

Un buen software antivirus (actualizado) es fundamental y nos ayudará a estar más protegidos.

WiFi

Cualquier tipo de red wifi a la que podamos acceder gratuitamente en centros comerciales, bares, locutorios, etc. no es segura.

No sabemos a ciencia cierta de que tipo de seguridad dispone esa red, ni quien tiene acceso ni que intenciones, con lo cual no se recomienda llevar a cabo acciones como puedan ser: acceder con tus datos a tu apicación bancaria, redes sociales o cualquier sito que requiera autenticación.

Todas estas tareas delicadas déjalas para tu red doméstica, donde estarás más seguro (procura cambiar la contraseña cada dos o tres meses y lo estarás aún más).

Email

Si nos estamos atentos, el correo electrónico puede ser una fuente de:

  • Infección de virus (malware)
  • Timos, tales como: falsos premios, colaboraciones caritativas u ofertas de trabajo con desembolso inicial suelen ser las más frecuentes  (scam).
  • Correos publicitarios, suscripción a determinados contenidos, etc. (spam)

Sigue las siguientes recomendaciones para evitar disgustos:

  • No abras correos sospechosos y elimínalos directamente. Las direcciones de sitios importantes son reconocibles fácilmente, si ves un correo con direcciones de sitios conocidos con letras de más o números añadidos al nombre, simplemente no los abras.
  • Si abres un correo sospechoso, no accedas a los enlaces incorporados ni abras ningún tipo de fichero adjunto que pudiera contener.
  • Desconfía si te piden datos personales o delicados, los bancos o empresas contrastadas nunca te pedirán ese tipo de datos a través del correo electrónico.

Redes sociales

En las redes sociales queremos compartir tanto que a veces estamos dando demasiada información a quien no debemos.

  • No facilites datos ni información confidencial (teléfono, DNI, información de tipo: «estaré de vacaciones hasta el día tal…», » no llegaré hasta el día cual…»
  • Configura correctamente las preferencias de privacidad que te ofrecen.
  • NO aceptes solicitudes de amistad de desconocidos.
  • Utiliza una contraseña distinta para cada red social.
  • Si utilizas un ordenador compartido, asegúrate de cerrar sesión al salir.

Navegación por internet

  • Utiliza contraseñas seguras, que contengan mayúsculas, números y símbolos y procura no repetir la misma contraseña en dos sitios diferentes.
  • Precaución al realizar búsquedas ya que muchos sitios maliciosos saben como aparecer en los primeros resultados (sobre todo en temáticas muy populares como: deportes, sexo, temas que estén de actualidad, etc.).
  • Las compras online solamente en sitios de confianza o que ofrezcan las garantías adecuadas.
  • Si realizas transacciones de cualquier tipo, asegúrate de  que el sitio disponga de certificado de seguridad válido (la url comenzará por https en vez de http).
  • Evita descargas de archivos desconocidos o que no te ofrezcan garantías, ya que una de las mayores amenazas de virus provienen de aquí.
  • Cerrar sesión al salir en sitios donde nos hayamos autenticado (correo web, redes sociales, sitios web bancarios, etc.).
  • Cuidado con dar nuestra ubicación en determinados sitios y sobre todo si estamos lejos de casa, podríamos estar facilitando nuestra dirección a cualquiera con malas intenciones.
  • Borra el historial del navegador periódicamente, de esta manera eliminarás datos acumulados con información como pueden ser las cookies.

A pesar del cuidado con el que naveguemos y las medidas que tomemos para proteger nuestra privacidad en Internet, siempre quedan rastros, es inevitable debido a la gran cantidad de sitios en los que nos registramos y cuentas que creamos.

En este artículo os enseño a eliminar cuentas obsoletas de registros en sitios de los que ni nos acordamos, cuya información queda almacenada en bases de datos de terceros. Otra manera más de eliminar información nuestra que anda perdida por la red y alguien podría utilizar.

Copia de seguridad

Aunque la he dejado para el final, es una medida muy importante a tener en cuenta, porque a pesar de ser el más cuidadoso del mundo y seguir todas las pautas para protegernos de cualquier ataque, podrían acceder a nuestro sistema e inutilizarlo o borrarnos todos los datos (o simplemente porque se nos estropee el dispositivo).

Para prevenir esto es importante realizar copias de seguridad periódicas de todos nuestros datos o por lo menos de los más importantes (aquellos que no podemos perder de ninguna manera).

Estas copias de seguridad las guardaremos abuen recaudo en almacenamientos externos, como pueden ser:

  • Pendrives USB
  • Discos duros externos
  • Disco DVD

Siguiendo estos consejos serás menos vulnerable a ataques y robo de tus datos personales. Tu privacidad en Internet estará más fortalecida.